görükle escort

Telescopio ALMA, Chile, muestra el nacimiento de una estrella


Fotografía cedida por el Observatorio Europeo del Sur que muestra una imagen de Herbig-Haro HH 46/47, a unos 1.400 años luz de la Tierra en la constelación Vela, tomada con el telescopio milimétricos/submilimétrico ALMA, con una longitud de onda de luz visible mucho menor que con el Telescopio de Nueva Tecnología (NTT). Las imágenes de ALMA (naranja y verde, debajo a la derecha), de la estrella recién nacida, revelan una gran corriente de energía alejándose de la Tierra. Foto: EFE en español

Gracias el telescopio ALMA, astrónomos captaron un primer plano de las grandes emanaciones de material de una estrella recién formada.

Estrellas “tragan” materia

Nuevas imágenes que permiten indagar sobre el proceso mediante el cual las estrellas “tragan” materia hasta obtener su masa final fueron captadas gracias el telescopio ALMA, ubicado en el norte de Chile.

Los astrónomos captaron en detalle las emanaciones de material provenientes de una estrella recién formada, o protoestrella, y el brillo producido por las moléculas de monóxido de carbonos presentes en este objeto conocido como Herbig-Haro 46/47, ubicado en la constelación de Velorum (La Vela).

Pequeñas nebulosas brillantes

Cabe destacar que las Herbig-Haro son pequeñas nebulosas brillantes que identifican las regiones en las cuales los chorros de gas molecular interactúan con el gas interestelar denso (glóbulo de Bok) en el que se forman las estrellas.

Este objeto de la constelación de Velorum fue el foco de un estudio empleando el radiotelescopio ALMA durante su fase de Ciencia Inicial, mientras aún se encontraba en construcción y mucho antes de que su conjunto de antenas estuviese completo.

Se revelan detalles muy precisos

Aún así, las imágenes revelaron detalles muy precisos de dos chorros, uno en dirección a la Tierra y otro con una trayectoria totalmente opuesta.

Y es que durante el proceso de formación de las estrellas, éstas se alimentan del gas presente en su entorno hasta adquirir su masa final y también se expulsa parte del gas en forma de viento en la dirección de los polos de la protoestrella.

Las nuevas observaciones de Herbig Haro 46/47 muestran que una parte del material expulsado alcanzó velocidades muy superiores a las registradas anteriormente. Esto significa que el gas emanado posee mucha más energía y propulsión de lo que se pensaba.

Datos permiten estudiar el impacto del viento

“Estos datos permiten estudiar el impacto del viento con su glóbulo de Bok. Es interesante porque eso nos permite inferir su rol en la determinación final de la masa de la estrella, lo que a su vez tiene incidencia en la masa del disco de acreción y en los planetas que se pueden formar, entre otras cosas”, señaló el astrónomo de la Universidad de Chile, Diego Mardones, uno de los colaboradores de la investigación.

La nitidez y sensibilidad alcanzada por estas observaciones de ALMA también permitieron al equipo descubrir una inesperada emanación que al parecer proviene de un compañero de la incipiente estrella, el que posee una masa menor.

Este flujo secundario se presenta en un ángulo prácticamente recto con respecto al objeto principal y parece cavar su propio agujero para salir de la nube que lo rodea.

 Fuente: 24 Horas.cl

1 Comment

  1. Trinidad dijo:

    Impresionante, es un honor tener un observatorio astronómico tan importante a nivel mundial en nuestro país.

    Saludos

Haga un comentario

online casino siteleri bahis siteleri bahis siteleri